La mujer de abril / Emilia Lee

En este plano de manifestación mi vida comienza un 14 de abril de 1964 en la ciudad de Maracay, estado Aragua-Venezuela. Acontecimientos transformadores hacen de mi un antes y un después: Mis compañeros de viaje, Armando y Mariana; los hijos que en custodia, la vida me ha dado; quienes transitan ya sus propios vuelos. Mi providencial encuentro con la milenaria sabiduría taoísta de la Medicina Tradicional China en la Escuela Neijing de Maracay, luego de formarme como médico en la Academia de Medicina, deshumanizada y mecanicista. La vivencia emocional del dolor que produce el sentimiento de pérdida de lo conocido, lo construido, los apegos, los quereres, el comenzar de nuevo luego de roto el amor; y la intempestiva partida física de Papá.

Soy una mujer que hago medicina "como la siento": Intuitivamente aderezada de conocimiento, con un corazón que vivencia y ritma poesía; la cual escribo para conectarme con la vida, con la belleza y conmigo misma y así darle sentido a todo. Como médica, en los últimos años; desarrollo el "Programa de Salud Entrenamiento Saludable - Medicina Integradora", una propuesta dinámica en constante crecimiento, donde hago el ejercicio de conjugar armoniosamente todo el saber multidisciplinario adquirido - y en incorporación y actualización constante - que pasa por lo científico, ontológico,  psicológico, humanista, docencia  y el coaching en salud y bienestar junto al sentir espiritual, el arte, la belleza, la poesía. Durante mas de 30 años de práctica médica he estado orientada en la búsqueda de un vital y necesario cambio de paradigma en salud -demanda urgente como humanidad- para rescatarnos de la sociedad y los estilos de vida que hemos construido con la consecuente degeneración y desidentificación del Ser; resultado de nuestra inadecuada interrelación adaptativa con el entorno en que vivimos. Una propuesta para el goce del bienestar auténtico, coherente, creativo y armónico de la salud: un ejercicio vital de "ser humano"

Vivo hoy con la certeza de lo que no quiero; desde el 2008 al 2018, elegí una orilla de mar, un lugar amado; en donde pude reencontrarme y abrazarme conmigo misma, la isla de Margarita - Venezuela y comenzar de nuevo con alegría de vivir... "Por ahora" soy parte de la diáspora venezolana en Buenos Aires, Argentina; ciudad de brazos abiertos, de "Bancátela que vos podés", de cielo siempre imprevisible, de furia y bandoneón; viviendo en Gratitud

El corazón no migra mientras haya alguien amado... y mientras se ame, mientras amando continuemos el viaje, habrá esperanza sobre la tierra.

Muelle viejo de La Guardia, Isla de Margarita

P o e s í a

Palabras de queridos amigos


"Al verso de Emilia Lee no le puedes buscar visiones académicas ni defectos espirituales, él es autodidacta y se alza impúdico entre los brazos del Eros, para saberse hembra por encima de toda composición o medida; vertical en su yaciente complacencia, y ante todo libre de toda sospecha; y si ella dice "abrazo", uno palpa el calor del encuentro en la rasgadura del escote; y si dice "espalda" uno se enreda entre los astros de su reverso y se sabe astronauta en los confines de la luna.
Su poesía es amatoria, sensual, erótica, y casi gestual, que bien sabe desnudar la curvatura del vientre y el arco de la espalda, para mostrarse amplia en una suerte de sindéresis expresiva fuera del solo aliento sensual; así, también nos habla de la naturaleza, de los estados del alma, de la soledad y la ventura, del vacío y la ausencia, de la muerte y la resurrección".


Rodolfo Rodríguez / Poeta, actor, dramaturgo y director de teatro 
Director del Centro Internacional del Nuevo Teatro- Teatro Simón Bolívar
Juangriego, Nueva Esparta
Isla de Margarita
Venezuela

                                               ***   

Emilia Lee: Un nuevo rumbo. (Poesía isla de Margarita)

Del cosmos se ubica otra poeta de Margarita, Emilia Lee, para resaltar las estrellas, los cometas y los asteroides. Con una mente puesta en la luz, le da paso al trabajo y al arte, para conjugar su vida de médico con la poesía. El ritmo entre sabores y olores se ventea entre las letras de esta mujer cargada de venezolanismos y candidez. Su objetivo: la unión de la musa y el transitar de la vida al lado de un atardecer, una gentil sonrisa y un "beso" cargado de pasión.

Dominando un vocabulario para su poesía, Lee se encuentra con el mar y el musgo, el otoño y el pétalo, para dejar entre dicho que la vida es un paso a los sueños, que la vida está en la familia, en los amigos y en la colaboración solidaria. Esta poeta, de prosa profunda, es una "buscadora". Mujer que en su camino encuentra cultura y energía; energía que desborda en su hablar sencillo y en la bienvenida diaria a la amistad. Como otras aguerridas de la vida cambió su rumbo; de la medicina a la poesía, de la poesía a la primavera y también a la incertidumbre. Paso ineludible de la mujer, esa que sufre, ama y siente. Ella es este tipo de mujer, disfruten pues hoy de su ocurrente y sugestiva poesía.

Larissa García / Periodista y escritora

CNP: 8.228


                                              ***   

¿Qué tiene Emilia? 

Andrés Hermoso González / Abogado y Poeta


Emilia tiene la mirada de todo lo humano

-lo virtuoso y lo aquilatado por la ciencia-

Proclamó siempre que el amor no es vano

Sino un sueño de dragones la conciencia

Y nada de escaparse: firme en su conjuro

sin imaginar siquiera con aflojar su mano

por ese algo suyo que es profundo y puro

Emilia tiene la mirada de todo lo humano

Escribe con alas que son aire y son lodo

ora en el sueño y de pecados clemencia pide

Y reza por todo de cualquier modo

-lo virtuoso y lo aquilatado por la ciencia-

Nada de este universo puede doblegarla

¿ el rostro de la derrota parecerle ufano ?

hasta esa noche que intentara lastimarla

Proclamó siempre que el amor no es vano

El planeta a veces parece un fiero cuento

un laberinto trastornado por la ausencia

pero Emilia no transluce que sea cruento

Sino un sueño de dragones la conciencia

(Para mi querida amiga y poeta Emilia Lee, enero 23 de 2013, Andrés Hermoso González)

                                                  ***   

Emila, la mujer de abril, doctora en medicina con el don de las letras y la palabra, su medicina no sólo viene en récipes de farmacia envueltos con su sonrisa cálida sino también en hermosas poesías para los corazones y las almas... para hablar de Emilia hay que pensar en esa playa de la Isla de Margarita donde el cielo deja caer los luceros para que dancen con las caracolas sobre las arenas pintadas de luna clara, su poesía es torbellino y remanso que va al ritmo de sus vivencias, de sus sueños y añoranzas, sus letras son la fusión de su piel y su alma, profunda es su prosa, instintiva y sincera, es sentir que sabe llegar y con el que siempre vas a identificarte, sus metáforas conjugan a la perfección ensueños y realidades...Emilia mi admirada poeta es una hermosa flor de abril de la Ciudad Jardín sembrada en nuestra Perla del Caribe, pues a ella le encanta vestirse con el aire marino y los arreboles del ocaso mientras las olas del Caribe besan sus pies descalzos que van escribiendo quimeras sobre la arena y la espuma perlada...  

Julio Fattore, Poeta

                                                 ***   

Emilia , la AMISTAD es enorme valor y muy gran energía ; se dá y se recibe ... No puede agotarse , solo pudiera transformarse . La distancia física no la disminuye .. pero " laisla " espera tu retorno ... Acaso admirar el BESO DEL MAR Y EL CIELO  ¿ No es poesía ya ?.

Colega y AMIGO .
Julio Klein Peña.
Pampatar

                                                             *** 


Emilia Lee: Una trabajadora de las letras

Buenos Aires es el nido que resguarda actualmente la poesía de Emilia Lee. No existen sordos y mudos en el inmenso lago de su poesía sensual y el trajinar se hace más llevadero dentro de la lectura de cada uno de sus versos. Sin duda, es una trabajadora de las letras que enaltece el gentilicio venezolano en cada página que escribe.

Médico del alma

Sobre su condición profesional de médico se percibe una mano que pone la cirugía en las diatribas del amor. Es así, que pueden pasar los inviernos y los veranos, las primaveras y los otoños, pero la poetisa en cualquier tiempo coquetea con la musa y se recuesta en los sueños de su fugitiva ilusión.

La exquisitez del verso de Emilia Lee

Son muchos los portales de poesía que han acogido la inspiración de esta venezolana. Quizás, alentados por las articulaciones semánticas de su mensaje o por la rica pesca de una luchadora incansable y singular. Es decir, limpio el horizonte, la página de Emilia Lee surge con su exquisitez y enamoramiento que provoca leerla mil y una noches.

Un privilegio para la manera femenina

En virtud de esto último, nos complace presentar esta página con algunas de sus frases. También el portal ofrece sus poemas, dignos de pasar por ellos un rato y deleitarse. En efecto, los mensajes de la poetisa son un privilegio para la manera femenina, para la aureola de la atracción, para la señal del contacto, para la firmeza del ímpetu. Si me ven una sonrisa de satisfacción, es que vengo de leer a Emilia Lee.

Angel Marino Ramirez, Poeta, Docente, Músico Coralista y editor del portal literario  Frases mas Poemas

                                                 ***   

Laguna de La Restinga, Isla de Margarita